TALLERES: Avanzo jugando: atención conjunta, regulación y funciones ejecutivas

Por Anabel Cornago.

Desde muy pequeñitos, los bebés distinguen entre objetos y personas, y su manera de establecer relaciones con ello determinará su desarrollo emocional, social y cognitivo. Por ello es tan importante en el comienzo de un programa de intervención en autismo establecer una interacción básica (persona – persona, persona – objeto – persona) para sentar las bases de la atención conjunta y de la intencionalidad. Y es que las relaciones sociales de las personas no están basadas en la causalidad, sino sobre todo en la intencionalidad.

Los niños sin autismo van integrando información sobre causas y consecuencias además de sobre las intencionalidades en sus procesos de desarrollo y de exploración. Sin embargo, los niños con autismo establecen su propia lógica de causa-acción-consecuencia, lo cual no es suficiente para comprender las relaciones sociales.  De ahí que en esta jornada hayamos seleccionado la atención conjunta, la regulación y aspectos cognitivos relacionados con las funciones ejecutivas, todo ello dentro de programas de juego.

TALLER 1:

De la interacción y la atención conjunta al juego simbólico

Uno de los aspectos más importantes en el desarrollo infantil  es el Juego porque así nos relacionamos con el entorno, aprendemos, socializamos y potenciamos la creatividad y la imaginación. El juego es además una experiencia positiva con la que pasamos momentos muy divertidos.

Todos los niños disfrutan interactuando con otros niños. Si los niños  con autismo al principio  no juegan o tienen problemas de interacción es, generalmente, porque no saben cómo empezar o cómo participar en el juego. Necesitan mucha más orientación, una guía, para “aprender” a jugar. Tenemos que ser  muy creativos, con  juegos atractivos que aprovechen sus intereses, con estimulación positiva, pautas estructuradas  y sin olvidarnos de elogiar y recompensar su esfuerzo.

Estrategias generales:

– Comprender, respetar y dotar de herramientas

– Establecer las claves de la interacción básica

– Crear intenciones comunicativas

– Imitar en un principio los movimientos o “juegos” del niño  e irlos dotando de sentido con pequeñas pautas estructuradas. Al haber establecido las bases de interacción, después nos será más sencillo  lograr que el niño nos imite a nosotros y, a partir de ahí, ir avanzando en  juego funcional.

– Incidir en los aspectos sensoriomotrices  para que el niño se sienta bien consigo mismo

– Enseñarle a imitar, que es la base de toda estimulación en autismo

– Aprovechar sus intereses para lograr la motivación, y a partir de ahí irlos ampliando

– Enseñarle a jugar con juguetes: practicando su uso con él y mostrando las posibilidades de juego

– Preparar guiones de juego paso a paso

Veremos con detalle:

  • Juego interactivo: juegos muy sencillos rutinarios y con un componente sensoriomotriz
  • La intención comunicativa: gestos, miradas, sonidos, palabras
  • Aprovechar las situaciones del día a día
  • La imitación: es uno de los recursos más importantes de los que gozan los niños, pues van haciéndose partícipe de distintas situaciones y las integran a su conocimiento. Cuando los niños adquieren la habilidad de imitar el cambio reflejado en ellos es muy grande. La adquisión del lenguaje, así como su perfeccionamiento, van a depender en gran medida de la capacidad de imitación del niño. Al imitar los roles de los demás, se vuelven también más sociables y empiezan a mostrar nuevas habilidades. Por eso podemos concluir que la imitación es la base del aprendizaje. Esta forma de aprender es, sin embargo, más difícil para niños con autismo, porque requiere que pongan atención sobre otra persona y lo que está haciendo. Es  fundamental no sólo que comprendan el proceso de imitación, sino también  que esa imitación pueda ser usada para adquirir nuevas habilidades y conocimientos. Imitación con objetos, Imitación motora gruesa, Imitación de actividades orofaciales, Imitación de modelos, Imitación de modelos representados en fotos, o Imitación de dibujos serán las actividades que contemplaremos.
  • Juego funcional: Jugar adecuadamente con los juguetes: rodar el coche en vez de girar las ruedas, etc.
  • Juego de construcción como base de la creatividad
  • Juego simbólico: Juego de ficción, juego imaginativo.
  1. Uso funcional de objetos cotidianos y de juguetes sencillos: como coches, trenes, muñecos
  2. Desarrollo de juegos presimbólicos, que supone llevar a cabo pequeñas secuencias empleando los objetos por su uso. Ejemplos: bañar un muñeco o darle de comer.
  3. Juego de ficción por atribución de propiedades ausentes a objetos o situaciones. Ejemplos: simular hacerse un té con una tetera y una tacita de juguete.
  4. Juego de ficción por la sustitución de unos objetos por otros. Ejemplos: emplear una caja como cama para un muñeco o telefonear con un autobús.
  • La creatividad y la imaginación
  • La atención compartida o habilidad para compartir atención con otra persona mientras ambos están prestando atención al mismo objeto o realizando una actividad. Hay dos aspectos.
    1. Iniciativa, es decir, el niño comparte, muestra o interesa a otra persona en la actividad que está realizando –por ejemplo, muestra el dibujo que acaba de hacer, le dice a su mamá con quién ha jugado o se muestra orgulloso por algo que acaba de hacer, buscando la mirada.
    2. Respuesta, es decir, el niño muestra interés (verbal o no verbal) hacia las vivencias, actividades o situaciones de juego de otras personas –por ejemplo, participa en una conversación o en el juego de otros.
  • La destreza manual: de las manitas blandas al agarre del lápiz
  • El juego con otros niños: habilidades de juego

TALLER 2:

Regulado avanzo mejor: entorno amable con el autismo y estrategias

A través de la interacción básica el niño descubre las intenciones y las conductas que de ellas se derivan. Es decir, las primeras experiencias sociales nacen de la interacción donde además más y más se van intensificando las señales emocionales y la reciprocidad emocional.

Vamos a ver sin embargo aspectos que podemos tener en cuenta para configurar un entorno amable donde la persona con autismo se sienta segura, además de proporcionarle herramientas para poder regularse. Es decir, respetar, comprender y dotar de herramientas.

  • Conocer muy bien a la persona con autismo: Qué le gusta, Qué le molesta, Qué no le gusta, Qué le interesa, porque a partir de ahí tendremos la base para motivar, recompensar y reconocer perfil sensorial y dificultades conductuales
  • Entorno amigable con el autismo, pues su forma de aprender y de procesar la información es diferente. Por ello es necesario:

– Respetar su perfil sensorial (facilitar regulación tactil, vestibular y propioceptiva)

– Entorno predecible

– Lenguaje claro y ajustado

– Sin sobrecarga cognitiva

– Espacio organizado y estructurado

– Tiempo organizado y estructurado

– Tareas organizadas y estructuradas

– Apoyo visual

– Trabajar la generalización y la flexibilidad

  • Regulación sensorial con actividades tactiles, propioceptivas y vestibulares. El Kit Calmante
  • Consciencia de sí mismo
  • Respiración y relajación, y otras estrategias fisiológicas / sensoriales
  • Entornos positivos, favoreciendo la autoestima
  • Los detonadores de la ansiedad. Y es que a menudo la ansiedad (y las conductas disruptivas) aparecen como una manifestación no controlada de otros problemas que no se ven, es decir, las dificultades en interacción social, comunicación, imaginación y desórdenes sensoriales. Estrategias ante conductas disruptivas.
  • Funciones ejecutivas, grandes aliadas

Las personas experimentamos el mundo como una sucesión de escenas, acciones cortas y secuenciaciones lógicas. Un bebé hambriento reacciona con alegria e impaciencia ante el ruido de cacharros en la cocina. Su representación podría ser cocinar – mesa – plato – comida de mamá. Por eso las rutinas y los rituales familiares son decisivos en los comienzos del desarrollo infantil. Supone una especie de ritmo social en el que el niño se siente seguro al “anticipar” qué va a ocurrir. Podríamos incluso llamarlo un guión social del día a día que se mantiene en los primeros años y que sirve de modelo para lo que va a ocurrir en determinadas situaciones. Poco a poco aceptan variaciones al ir el cerebro desarrollando flexibilidad.

La función ejecutiva es un proceso mental implicado en el control consciente del pensamiento, de la acción y de las emociones, además de permitir adoptar una estrategoa flexible ante tareas nuevas o cambiantes. Los niños gradualmente son capaces de pensar de una forma más flexible y de controlar sus comportamientos, al mismo tiempo que desarrollan la comprensión de la mente. Están presentes en:

-Toma de decisiones

-Resolución de problemas

-Regulación emocional y de conducta

-Generalización de los aprendizajes

-Adaptación a situaciones imprevistas y novedosas

-Sentido de la actividad

-Hacer planes, organización, secuenciación de pasos

-Escasa resistencia a la distracción y la interferencia

Hay cinco componentes en funciones ejecutivas que tendremos presentes a lo largo de esta Jornada:

  1. Atención: Nos permite seleccionar la información que es relevante para realizar una actividad, y en consecuencia descartar lo que no necesitamos para ello.
  2. Memoria de trabajo, que nos permite mantener una representación y manipular temporalmente la información. Va avanzando durante la infancia y la adolescencia. ¡Fundamental trabajarlo antes de proponer actividades de falsas creencias! Repetir series, en su orden o en orden inverso, ver que objeto falta, imitaciones, memorys, etc.
  3. Control inhibitorio, que nos permite autorregularnos a la hora de actuar, de forma más reflexiva y menor impulsiva. Será decisivo para atender a normas, la regulación emocional, la atención o evitar distracciones, además para dominar estados mentales  o comprender el engaño. Ayuda a reaccionar adecuadamente a un “no”,  a guarda turnos, a esperar, a participar en actividades, a  respetar normas, a reconocer peligros, desarrollar estrategias regulación.

Todo lo relacionado con emparejamientos y clasificaciones, identificar lo que falta a un dibujo, reproducir un modelo con figuras geométricas, intrusos, identificar en una imagen algo absurdo o inadecuado, seriaciones, juegos de mesa, fichas de atención variadas o tareas de go-no go.

  1. Planificación: Se desarrolla en los primeros años de vida-Incrementa de forma progresiva la capacidad de organizarse y planificar con visión de futuro. Este proceso mental implica la habilidad para dirigir y evaluar el comportamiento.

Si pasa esto entonces ocurre esto

Aliados: agendas de actividades, descomposición en pasos de actividades, anticipaciones. Juegos de construcción.

  1. Flexibilidad cognitiva: Desarrollar un pensamiento y comportamiento flexible es fundamental para adaptarse a las demandas o a las prioridades del entorno,  y así  encontrar las reglas implícitas que determinan la selección de una respuesta correcta y/o la habilidad para alternar entre distintos patrones o estados mentales.
  • Las habilidades emocionales
    • Comprensión emocional
    • Expresión emocional
    • Regulación emocional

Dirigido a:

A Familias, Psicólogos, Especialistas en Pedagogía Terapéutica, Profesores, Orientadores, Logopedas, Psicopedagogos, Terapeutas Ocupacionales, Profesionales de la Salud, estudiantes … en general cualquier persona que esté interesada en la temática presentada.

Impartido por  ANABEL CORNAGO

Mamá de un niño con autismo. Desde el diagnóstico de su hijo Erik de Autismo infantil Kanner  en diciembre de 2006, y su formación en Atención Tenmprana, se ha implicado de forma absoluta en la estimulación diaria de su pequeño, desarrollando programas de intervención paso a paso y materiales con el reconocimiento del Institut für Autismusforschung Hans E. Kehrer e.V (Bremen) y la Hochschule de Münster. Es autora del Manual de Teoría de la Mente para niños con autismo y del Manual de Juego para niños con autismo, en colaboración con Maite Navarro (pictogramas)  y Fátima Collado (ilustraciones), ambos editados por Psylicom. Dirige un proyecto de atención temprana con una serie de libros editados desde Autismus Hamburg. El primer libro, die Wahrnehmung (actividades sensoriales) ya salido a la luz, y en breve se publicará Die Emotionen (Las emociones).

Su blog El sonido de la hierba al crecer es un referente en el mundo del autismo.

Ha participado con  ponencias y talleres en Alemania, España, Portugal,  México, Ecuador, Colombia, Chile, Argentina, Bolivia, Perú. Ha colaborado también en los vídeos del programa europeo Simple Steps, así como con artículos, entrevistas relacionados con el autismo en diferentes medios de Alemania, España, México, Colombia, Uruguay, Ecuador, Argentina, Bolivia. Además es miembro de la junta directiva del Institut für Autismusforschung Hans E. Kehrer e.V (Bremen) y forma parte del consejo de Autismus Hamburg, además de cofundadora. Docente invitada en el Módulo de Autismo de la Hochschule Münster. Docente en la Escuela de Terapeutas en Autismo del Autismusforschung Hans E. Kehrer e.V, en la Jacobs University, en Bremen.

Es Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Fecha:

1  de Junio de 2019

Horario:

  • Mañana de 9:30h a 13:30h
  • Tarde de 15:00h a 19:00h

Lugar de celebración:

Madrid

Certificación

Los asistentes al curso que lo soliciten recibirán un título  por parte de la Asociación CEPEMEducarnos para Educar que certifica la realización del curso.